Recetas de Jamón Serrano

El jamón serrano y especialmente el jamón pata son productos que no requieren recetas demasiado elaboradas para poder expresarse en toda su plenitud. Una fina loncha de jamón de calidad puede, por sí sola, deleitar a los paladares más exigentes. Sin embargo, existen numerosas recetas con jamón que son fáciles de preparar y que son una alternativa muy recomendable para su consumo. Aquí hay algunas ideas.

Melón con jamónMelón con jamón: Un clásico, sobre todo en época de calor, y una de las recetas más sencillas que podamos imaginar. Basta con cortar finas lonchas de un buen jamón, o comprar el producto ya loncheado, y acompañarlo con melón dulce.

Hay documentos que hablan de esta receta en el siglo XVII, y desde entonces es una de las favoritas de muchos consumidores habituales de jamón. Puedes elegir cortar el melón de varias formas, en cuadrados, rodajas finas o bolitas, y servirlo en un plato o sobre pan o tostadas.

Pan con tomate y jamón: Otro clásico, imprescindible en Cataluña, y cada vez más apreciado en el resto de España. Aunque cualquier tipo de pan se puede utilizar y preparar de diferentes formas, es preferible utilizar pan blanco o baguette.

Algunos optan por engrasar el tomate sobre el pan directamente, mientras que otros prefieren machacar el tomate. En ambos casos el toque final será un chorrito de aceite de oliva. Otras variantes consisten en tostar el pan, untar el ajo y luego el tomate.

Endibias con jamón: Se enrollan las lonchas de jamón en escarolas previamente hervidas. Esta es la base, luego puedes rematar con queso para fundir o gratinar con crema de queso roquefort.

Espárragos con jamón: Esta receta es muy parecida a la anterior. Puede elegir hornear, asar a la parrilla o hornear en el horno. Normalmente no se utilizan quesos ni salsas, ya que tanto el jamón como los espárragos tienen un sabor muy particular al que se le debe dar todo el énfasis.

Croquetas de Jamón: Esta es seguramente la receta de jamón más elaborada y laboriosa. Primero, sofreír el ajo y la cebolla picados con el jamón en trocitos o cubos, ya sea en aceite o mantequilla. A continuación, agrega la harina previamente tamizada para evitar que se formen grumos, luego agrega la leche y revuelve hasta que todo esté bien mezclado.

También puede agregar sal, pimienta, perejil, etc. Una vez hecha la masa, extenderla a lo largo de todo el largo. Luego déjalo enfriar, córtalo en trozos y dales forma, luego pásalos por huevo, harina y pan rallado. Una vez hecho esto, freírlos en abundante aceite caliente.

Guisantes con Jamón: Una receta de jamón muy sencilla y con excelentes resultados. En primer lugar, cocina los guisantes durante unos 15 minutos si están frescos, o el tiempo que indique el paquete si están congelados.

Por otro lado, sofreímos un poco de cebolla, cebollino y/o ajo y añadimos el jamón en cuadritos o palitos. Opcionalmente, puedes usar un poco de vino para realzar el sabor. También puedes optar por usar huevo y hacerte con un plato de huevos revueltos con guisantes y jamón.

Salsa con crujiente de jamón: Para preparar la salsa necesitarás al menos medio kilo de tomates maduros, cebollas y pimientos, los cuales deberán estar triturados. Es preferible quitarle la piel al tomate. Para ello debes escaldarla durante unos minutos y retirarla con facilidad. Luego agregue pan rallado húmedo y continúe triturando esta mezcla mientras agrega el aceite.

Así tenemos lista la salsa, que se puede servir con cuadritos o palitos de jamón de calidad. Existe la opción de sofreír ligeramente el jamón para que quede crujiente.

Además de estas recetas, el jamón se puede utilizar como ingrediente en un gran número de recetas. Ya sea en pescado, carne o paella mixta, tortilla, crepes, pizza o ensaladas.

Vemos que las recetas con jamón son un clásico de la gastronomía española, un producto que realza los sabores de nuestros platos, por eso podemos decir que con él podemos innovar hasta el límite de lo inesperado.

Bookmark the permalink.

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado.

*