¿Cuáles son los vinos que mejor acompañan frios y embutidos?

Desde la antigüedad, los fiambres y embutidos han formado parte del menú de diferentes pueblos y etnias del planeta.

Inicialmente preparadas con el objetivo de aumentar el tiempo de conservación y conservación de los alimentos, el arte de salar las carnes atravesó los siglos y aún hoy, aún con toda la tecnología de refrigeración y conservación disponible, estas delicias están presentes en las mesas y despensas de la mayoría de ellos de la población. Y no es para menos, están riquísimos, ¿verdad?

Además, con el tiempo, la charcutería, como se llama este proceso de conservación de la carne, ha evolucionado enormemente. Hoy en día, existen multitud de opciones disponibles en el mercado, preparadas con distintos tipos de carne, especias y técnicas, que han hecho que los embutidos y embutidos lleguen incluso a formar parte de la alta cocina.

Salames, jamones, embutidos y similares están presentes en la carta de restaurantes de gran prestigio y reconocimiento en todo el planeta.

Y precisamente por eso, estos manjares merecen ser maridados correctamente, sirviendo con los vinos que mejor potencien sus sabores y aromas, proporcionando momentos placenteros y, al mismo tiempo, únicos. ¿Quieres aprender a hacer esto? ¡Entonces, asegúrese de seguir esta publicación y mantenerse al tanto!

¿Cuáles son las reglas generales para maridar vinos con fiambres y embutidos?

Tanto como la variedad de fiambres y embutidos disponibles en la actualidad, comparten una característica en común: gran cantidad de grasa en su composición.

Por tanto, aunque existen diferencias entre los vinos más adecuados para acompañar un tipo u otro, por norma general todos deben tener un alto nivel de acidez, siempre apto para maridar con alimentos grasos.

Además, aunque los embutidos y embutidos ya forman parte de la lista de “alimentos gourmet”, siempre es bueno recordar que no dejan de ser alimentos rústicos. Es decir, no hace falta que abras ese vino raro y muy especial de tu bodega cuando sirvas una tabla de jamón de parma, ¿vale?

No es que esté prohibido, pero es innecesario. Un vino más simple (pero no malo) es una excelente opción para acompañar los artículos de charcutería.

¿Qué vinos armonizan mejor con cada categoría?

1. Salames, salchichas y embutidos

En este grupo, la variedad de opciones es enorme y, por tanto, pueden surgir muchas dudas a la hora de armonizar. El salami, por ejemplo, se elabora mayoritariamente con carne de cerdo, pero condimentada y preparada de diferentes formas: ajo, polen, vino tinto y semillas, entre muchas otras especias. Estos son algunos de los elementos agregados a esta salchicha.

Por ser bastante grasosos, los salamis armonizan muy bien con los vinos espumosos, como el Lambrusco, que es ácido, afrutado y tiene un fuerte olor a violetas.

Del mismo modo, los vinos tintos ligeros, como Pinot Noir y Barbera, tienden a funcionar muy bien. Sin embargo, debido a la inmensa variedad de salami que hay en el mercado, el mejor consejo aquí es probarlo antes de elegir qué vino maridará mejor.

Los embutidos y embutidos, también muy variados, se pueden maridar con excelencia con rosados ​​y tintos como el Pinot Gris y el Rioja, para los preparados con carne de cerdo. El chorizo, en cambio, va bien con Xerez Fino, Barbera o Borgoña. Para picantes o elaborados con condimentos más fuertes, el orden es Chianti o Dolcetto.

2. Pastrami

El pastrami es un embutido elaborado con carne de vacuno conservada en salmuera, miel, azúcar y ajo y luego ahumada con semillas de cilantro y pimienta negra. El resultado, absolutamente delicioso, permite una menor variación que el salami y las salchichas. Por lo tanto, las opciones de armonización también son más limitadas.

Para acompañar este embutido de sabor tan llamativo, lo más recomendable son los vinos tintos, ligeros, de taninos más suaves, afrutados y muy ácidos. Dolcetto, Beaujolais y Valpolicella suelen encajar como anillo al dedo.

3. Prosciutto: los mejores jamones

Los jamones Parma, Serrano, Ibérico de Bellota, San Daniele, entre otros, tienen como factor común el extremo cuidado y control de cada paso del proceso de elaboración.

Elaborado con carne de cerdo, desde la alimentación de los cerdos hasta la temperatura exacta y el tiempo de maduración de cada pieza se controlan y controlan meticulosamente. ¿El resultado? Una carne deliciosa, de sabor sutil, con la grasa totalmente integrada que se deshace en la boca.

Para acompañar este manjar tan especial, las posibilidades son más amplias (siempre y cuando se tenga en cuenta la regla general de acidez, ya comentada). Los prosciuttos aceptan muy bien los vinos tintos, blancos, rosados ​​y espumosos (Brut o Brut Rosé).

Los jamones españoles, como el Serrano o el Ibérico de Bellota, requieren un espumoso tipo Cava, mientras que un Parma va mejor con un Franciacorta. Entre las opciones de vino blanco, Muscadet y Pinot Grigio maridan excelentemente con jamones finos. Cuando se trata de vinos rosados, los Côtes de Provence son los más recomendados.

Finalmente, entre los vinos tintos que más armonizan con el prosciutto, tenemos Pinot Noir, Rioja y Dolcetto. Para aquellos que quieren innovar, sirviendo un vino que rara vez se usa en Brasil, los vinos de Jerez son excelentes opciones, tanto Fino como Manzanilla.

4. Embutidos

Cualquiera que aprecie los fiambres y las salchichas sabe que a menudo se sirven mezclados en una tabla, ¿verdad? ¡Después de todo, estas delicias son tan deliciosas que disfrutar de un solo tipo a la vez parece ser una pérdida de sabor! Pero ¿y en esos momentos, con qué vino será perfecto el maridaje, ya que hay un mix de embutidos?

Aquí, de nuevo, prevalece la regla de la acidez. Si te quieres atrever, un vino de Jerez va muy bien. Para los más tradicionales, Dolcetto o Lambrusco son buenas opciones.

Aquí lo importante es dejarse guiar por la curiosidad y la creatividad, teniendo siempre en cuenta las reglas generales del maridaje de vinos con fiambres y embutidos. ¡El resultado, créanme, será maravilloso!

Bookmark the permalink.

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado.

*